Cómo fue el asentamiento de los Arios en la India

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

ASENTAMIENTO DE LOS ARIOS EN LA INDIA

Tras el proceso de invasión de la India (alrededor del año 1500 a. C.), las tribus arias procedieron a ocupar las ciudades que con gran esfuerzo y dedicación había levantado la población antigua del valle del Indo. Los Vedas, primeras obras literarias surgidas en el valle del Indo y del Ganges, recogen la invasión aria de los pueblos que habitaban la India. Al principio solo ocuparon territorios en la cuenca del río Indo y en tiempos posteriores debieron expandirse hacia el río Ganges.

El proceso violento de ocupación conllevó también una guerra étnica- entre el hombre blanco (los invasores arios) y el hombre de tez oscura (los habitantes primigenios de la India). Los Vedas revelan también que tanto el caballo como el hierro fueron utilizados como símbolos de dominación: por un lado, se trató de inmortalizar la figura del caballo y presentarlo como el animal más útil para las duras labores del campo y para la guerra; por otro, se trató de erigir al hierro como el mejor metal para elaborar herramientas con las que trabajar o armas con las que someter a los enemigos.

Los Arios y la religión

Además de las armas, los arios utilizaron la religión védica como un instrumento para legitimar su poder. Sus dioses estaban relacionados con las fuerzas de la naturaleza: Agni, el fuego; Indra, la tempestad; Dyaus Piter, el cielo, etc. Cuando sus cultos se volvieron rígidos las clases populares los fueron abandonando, de manera que en el siglo v a. C. los cultos populares índicos renacieron con fuerza y volvieron a celebrarse, aunque entremezclados con elementos de la religión védica. Así, de la fusión de ambos cultos nacería el hinduismo. Los arios eran un pueblo patriarcal, y su religión refleja la escasa importancia que en su sociedad tenían las mujeres.

Algunos estudiosos consideran que la civilización védica fue el resultado de una fusión entre la cultura harappo y la indoaria. Al principio, fue de tipo tribal y pastoral y según se asentaba en el Ganges se hizo sedentaria y agrícola e implantó nuevos sistemas de gobierno y de control social. De entre todos ellos destaca la instauración de las castas, un sistema de clases en cuya cúspide jerárquica estaban los sacerdotes (brahmanes) y los guerreros (chatrias), los comerciantes (vaishiyas), los agricultores (sudras) y, por último, los parias o intocables destinados a trabajos impuros y a los que no se podía tocar. Aunque, en realidad, las castas primero respondían a una división de oficios, que al ser hereditarios acabaron conformando una división social que daría lugar a la separación por clases. Sin embargo, no parece que esta estratificación fuera propia de los arios, puesto que no aparece en otros lugares adonde llegaron, sino más bien fue una adaptación a las condiciones de vida de la India.

El sistema de castas tiene un origen mítico. Según el hinduismo, los seres humanos provienen de diversas partes del cuerpo de Brahmá y son esas partes las que definen a qué casta pertenece una persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *