La organización económica en la antigua China

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

LA ORGANIZACIÓN ECONÓMICA EN LOS RÍOS AMARILLO Y AZUL

La economía de China se basaba principalmente en el desarrollo de la agricultura. Los primeros vestigios de su campesinado se han localizado a orillas del Huang-Ho (río Amarillo), aunque luego los cultivos se fueron extendiendo tanto hacia el Yangtsé (río Azul) como hacia otras regiones. En tiempos primitivos, el terreno que colindaba con estos cursos fluviales estaba repleto de malezas y otras hierbas que hacían imposible el desarrollo de la actividad agrícola. Según la tradición china recogida en canciones de la época, fueron los primeros habitantes de la zona quienes se encargaron de limpiar y preparar el terreno para poder cultivarlo, lo que a la postre terminó dando lugar a una de las más grandes civilizaciones de la Antigüedad.

Tras este proceso de limpieza y adecuación de los territorios ubicados a las orillas de los ríos Amarillo y Azul, las poblaciones que se asentaron allí decidieron practicar actividades agrícolas para asegurar su subsistencia, como el cultivo del mijo (su producto principal) y del arroz. Además de convertirse en una parte importante de su dieta, el cultivo de estos alimentos les permitió generar excedentes que pudieron intercambiar con otras civilizaciones de la Antigüedad por productos que no poseían en su región.

La agricultura en los ríos Amarillo y Azul

La agricultura se destacó por ser extensiva. Requirió un ensanchamiento de la tierra cultivable, por lo que se buscó ganarle espacio a las tierras áridas y montañosas del noroeste, lo que implicó un amplio desplazamiento de mano de obra para ocupar el espacio geográfico y trabajar la tierra, crear canales de regadío y drenar pantanos. Con el desarrollo de estas actividades se hizo necesaria la creación de un sistema burocrático que supervisara los trabajos, y así es como surgieron los primeros signos de Estado organizado a través de los señores, cuya misión inicial fue la de presidir y organizar las jornadas de trabajo. El trabajo agrario se hacía generalmente por parcelas (en forma de cuadrado) que eran asignadas a diferentes familias de manera que constituían un lote comunal.

Por otra parte, la cría de gusanos de seda fue la principal actividad económica y aseguró la prosperidad de la civilización china. El comercio de la seda con las civilizaciones ubicadas hacia el occidente de China provocó una serie de cambios profundos en su sociedad. Así surgió un grupo de comerciantes que se encargaron de crear varias rutas terrestres (más adelante se conocerán como la Ruta de la Seda) para llevar prendas y telas elaboradas con este material e intercambiarlas con grupos de comerciantes de las civilizaciones del Indo, Egipto y los pueblos mesopotámicos, lo que aportaría importantes réditos económicos a las arcas de los comerciantes chinos. Además, fue la vía por la que el budismo se expandió por toda Asia.

Nidos de gusanos de seda. La seda fue la principal actividad económica de la civilización china.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *